google42f3ca3d0a624984.html SIETE DIAS CASMA: ALVAREZ SE NIEGA A APOYAR CON EQUIPAMIENTO A LOS BOMBEROS DE ANCASH

martes, 10 de enero de 2012

ALVAREZ SE NIEGA A APOYAR CON EQUIPAMIENTO A LOS BOMBEROS DE ANCASH


Un panorama devastador reducido completamente a cenizas y pocas cosas que pudieron recuperar las 302 familias afectadas y los 1,120 damnificados, es lo que se apreciaba en todo el asentamiento humano “José Sánchez Milla” y en las cuatro manzanas del sector “Ampliación Nueva Generación” que fueron víctimas de las llamas del fuego, al día siguiente de este devastador incendio.

La ayuda por parte de algunas autoridades y empresarios pesqueros no se hizo esperar y aunque no han logrado reponerse a este dolor inmenso, al menos lograron pasar su primera noche en carpas, proporcionadas por el área de Defensa Civil de la comuna provincial.


El alcalde del distrito de Santa, Óscar Velarde Ichicawa, llegó muy temprano a la zona afectada y repartió palos y esteras con algunos alimentos parta ayudar a los damnificados.

Una larga cola de gente no se hacía esperar y tras recibir lo donado, se retiraban con sus cosas.

El burgomaestre del distrito de Coishco, Jesús Castillo Mestanza hizo lo propio, incluso, ayudó a los agraviados también a controlar el fuego el día del incendio.

Las viviendas quedaron totalmente afectadas, muchas familias lo perdieron todo y algunas que lograron salvar solo pocas cosas, también lo perdieron cuando los sujetos de mal vivir aprovecharon su desgracia y terminaron robándoles.

El área de defensa civil llevó víveres, frazadas e insumos de primera necesidad para que los damnificados puedan pasar su primera noche, mientras lograr reconstruir nuevamente sus ranchos.

La desdicha para muchos de ellos aún era incontrolable y solo pedían el apoyo de todas las autoridades para lograr reponerse.

En el transcurso de la mañana, cuatro camiones cargados de víveres y una camioneta con enlatados, llegaron hasta la zona afectada por encargo del Presidente Regional de Áncash, César Álvarez Aguilar, quien llegó completamente escoltado por tres camionetas negras.

Lamentablemente, la autoridad regional parece que no entiende razones sobre la problemática de los bomberos en nuestra ciudad, pues a pesar de ver personalmente como el fuego arrasó con 302 viviendas y dejó un panorama desolador, no se comprometió a ayudarlos.

Álvarez Aguilar declaró a la prensa, que su cargo como autoridad no le permite ayudar a los hombres de rojo, porque simplemente el presupuesto destinado para cada región no incluye dar una partida a estos sacrificados hombres.

El Presidente Regional, exhortó al gobierno Central y al Presidente de la República, Ollanta Humala se preocupe por esta problemática a nivel nacional, pues agregó que esto no era su responsabilidad.

“La compañía de bomberos depende de la presidencia del Consejo de Ministros (PCM), quiero decirle al Gobierno Central, al señor Ollanta Humala, que los bomberos en todo el Perú están en crisis”, aseveró.

“Si el Gobierno Central no los quiere ayudar, entonces que entreguen las compañías de bomberos a las regiones para darles nuestro apoyo, ellos deben implementarlos, nosotros no tenemos responsabilidad de ello porque no tenemos presupuesto”, puntualizó la máxima autoridad regional, quien a pesar de ver todo este desastre no se comprometió a hacer algo por los hombres de rojo.

El jefe de la División Policial de Chimbote, coronel Miguel Núñez Polar también llegó hasta la zona del desastre y junto a un contingente de 60 efectivos, ordenó que resguarden todas las calles para evitar que sujetos de mal vivir, sigan saqueando las cosas de los agraviados.

En tanto, el Director Regional del instituto de Defensa Civil (Indeci) de Áncash, Germán Velasco Vallejos, lamentó la poca logística con la que los bomberos de nuestra ciudad cuentan y alzó su voz al señalar que ya es hora de que el Presidente Regional cumpla sus promesas.

“Esto es totalmente catastrófico, nosotros apoyamos con los bienes de ayuda humanitaria como lo son: techo, abrigo y alimentación, Pronaa se está encargando de abastecer a los damnificados hasta lograr que puedan recuperarse”.

“Lamento mucho que los bomberos hayan tenido dificultad para ingresar debido a sus maquinarias, pero ya es hora que el Presidente regional haga algo y cumpla sus promesas, este hecho constituye un capitulo amargo en la ciudad y por eso es muy importante los simulacros”, puntualizó.

Los damnificados aún esperan que la comuna provincial pueda lotizarlos para poder de una vez construir sus viviendas de material noble y evitar nuevamente que tragedias como estas los dejen en la calle.